Aire optimista

ADATTE DESIGN

  • Estudio
  • Adatte Design
  • Cliente
  • Albinati
  • Black Wolf
  • Año
  • 2020

A los mandos de un pequeño estudio multidisciplinar en la ciudad de Lausanne, Jeremia Adatte practica una creatividad inscrita en uno de los caminos centrales del diseño europeo: la voluntad de hacer confluir imagen y objeto físico. Formado como diseñador gráfico, Jeremia crea cosas con mensaje y mensajes que son objetos. El mejor ejemplo son las etiquetas que ha impreso en Vidal & Armadans. De aspecto corpóreo, táctil, casi “asibles” en su bidimensionalidad. Su trabajo para la empresa aeronáutica Albinati es, además, popular en el sentido más luminoso del término: lleva a un mundo feliz, de aspiraciones optimistas, en el que volar suponía un progreso y una experiencia imborrable. A esta sensación contribuye un grafismo inspirado en la edad de oro del diseño internacional, a la vez hermoso y funcional, surgido precisamente en el país de Adatte, Suiza.

¿Cuál es el factor singular de Adatte Design, en un mundo de creciente competitividad? Desde nuestra fundación en 1990, siempre nos hemos esforzado por innovar y llevar la creatividad un paso más allá. En comparación con nuestros competidores, nunca pensamos que algo se haya logrado por completo. Por eso buscamos y desarrollamos sin descanso nuevo conceptos para que nuestros clientes y nosotros mismos marquemos la diferencia. Nos gusta ser polivalentes para expresar mejor nuestras ideas utilizando una amplia variedad de técnicas: desde un simple boceto en una hoja de papel hasta el renderizado en 3D, desde prototipos físicos hasta fotografía, ilustración digital e impresión 3D.

¿Cuáles son vuestros principales referentes conceptuales y estéticos? Sobre todo muchos grandes diseñadores de producto, como esta leyenda viva que es Marc Newson. También la naturaleza, el arte y cualquier manifestación cultural, claro. Las referencias se pueden encontrar en cualquier lugar.

Zoom in Aire optimista
Zoom in Aire optimista
Zoom in Aire optimista
Zoom in Aire optimista

Las etiquetas impresas por Vidal Armadans para Albinati y Black Wolf son objetos casi físicos. ¿El diseño industrial es más importante para ti que la gráfica? Me formé como diseñador gráfico y creo que el diseño gráfico debe formar parte del diseño de producto. Si ambos están en simbiosis, entonces pueden surgir resultados sorprendentes. El primer iPod, por ejemplo, o las obras de Dieter Rams probablemente nacieron como bocetos hechos en vista frontal sin perspectiva (2D). Fue más adelante en el proceso cuando se convirtieron en los icónicos objetos 3D que conocemos hoy.

¿Cuál es la relación de Adatte con Albinati? ¿Cómo es trabajar con una marca tan exclusiva? Como amigos de la marca, resulta muy inspirador colaborar con Albinati. Nuestra experiencia trabajando con marcas de la industria aeronáutica es muy amplia. No hacemos distinciones en función de si una marca es supuestamente más o menos exclusiva. Todos los proyectos merecen un diseño bello.

Las etiquetas de Albinati tienen un cierto aire retro, casi nostálgico por la época dorada de la aviación. ¿Qué queríais transmitir? Una fuerte identidad de diseño gráfico, con un impacto llamativo que pueda ser reconocido al instante. ¡Creemos que las etiquetas hechas para Albinati tienen un estilo bastante moderno! Especialmente la última de ellas, inspirado en los carteles racionalistas de la Escuela Suiza.

¿Cómo ha resultado el trabajo de impresión con Vidal & Armadans? ¿Qué aporta la imprenta? Descubrí Vidal & Armadans en 2012 gracias al viticultor y enólogo René Barbier Jr. Lo conocí en su bodega del Priorat, Clos Mogador. Me encantaron sus etiquetas y me regaló un catálogo de Vidal & Armadans con todo tipo de impresiones de etiquetas, así que me puse en contacto con la imprenta de inmediato y me propusieron una reunión en la feria Alimentaria, en Barcelona. Creo que Vidal & Armadans tiene un enfoque artístico único, así como la rara habilidad de convertir las ideas en realidades impresas en papel.

¿Qué proyectos disfrutas más? Sin dudarlo, aquellos en los que el cliente nos da carta blanca.

¿Cómo defendéis el trabajo casi artesanal de Adatte Design de la globalización y la estandarización? Por encima de todas las presiones, manteniendo nuestros valores e identidad.